Blanco sobre gris





Pocas veces tengo la oportunidad de ver la nieve sobre Barcelona, una ciudad que para nada está preparada para estos eventos. El transporte se suele colapsar y volvemos atrás en el tiempo, como un pueblo perdido en medio de ninguna parte.
Desde mi ventana tengo esta visión, la de un lugar que no reconozco, bañado de blanco sobre el sobrio gris asfalto que se ahoga, perdiendo su habitual protagonismo.

1 comentarios:

[M] dijo...

me quedo con el detalle de los pasos de hormiguilla en la nieve :D

Publicar un comentario